[Entrevista] Los incendios forestrales de Australia

El principio de este año nos llama la atención a los incendios forestrales de Australia que actualmente quemaron un estimado de más de 600.000 de hectáreas, destruyendo más de 2.500 edificios (incluidas más de 1.300 viviendas) y quitando la vida a 26 personas hasta el 4 de enero de 2020, con otros seis desaparecidos en el estado de Victoria. María Emilia Burgos nos acerca a los incendios forestrales de Australia. Nos explica cómo ocurren estos incendios. María Emilia es la analista honoraria de The Kootneeti y además es la experta de cambio climático y Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Aquí hay la entrevista completa de ella.

Imagen: Bloomberg

1. Hemos visto las terribles imágenes de los incendios en Australia. ¿Cómo ocurren estos incendios?

María: Lo que está sucediendo en Australia es muy lamentable para la población, los ecosistemas y la biodiversidad, es sin dudas uno de los peores incendios forestales que se hayan visto en décadas. Se han registrado focos de incendio en muchos Estados, Nueva Gales del Sur ha sido uno de los más afectados, junto a Melbourne y Sydney. Los daños han sido no sólo materiales sino, pérdidas humanas y muchísimos animales que han quedado atrapados en estos incendios. Se han compartido muchas imágenes de koalas y canguros que son especies autóctonas que han llamado la atención del todo el mundo.

Pero como siempre ocurre con las llamadas “fakenews”, circuló por las redes sociales una foto que mostraba el mapa de Australia casi totalmente en llamas, y decían que era una foto de la NASA lo cual era incorrecto. Muchas veces la gente comparte fotos, inventa o añade comentarios que luego son mal entendidos. Quizás muchas veces son imágenes tan impactantes que quien las ve siente la necesidad de involucrarse sobre lo que sucede y conocer más del tema, sin embargo no dejan ser noticias o imágenes falsas.

Lo que ha sucedido en Australia con estos incendios se debe a la existencia prolongada de períodos de grandes de sequías.

Según la Declaración climática anual 2019 publicada el jueves 9 de Enero por la Secretaría de Meteorología del Gobierno Australiano (AustralianGoverment, Boreau of Meteorology), el 2019 ha sido el año más cálido que se haya registrado en Australia, con la temperatura media nacional anual 1,52 ° C por encima del promedio.Esto implica que las temperaturas máximas y mínimas anuales han sido superiores al promedio.

El clima cálido se generalizó durante todo el año del 2019 con olas de calor, sobre todo en los meses de Enero, Febrero, Marzo, Abril, Julio, Octubre y Diciembre.

Además el 2019 quedó como el año mayor sequíaque Australia haya registrado, debido a que las precipitaciones promediadas a nivel nacional, se encontraron un 40% por debajo del promedio del año en 277.6 mm.
Los Estados más afectados por la sequía, fueron Nueva Gales del Sur y el sur de Queensland.
Así mismo se informó que el índice anual nacional de peligro de incendio forestal acumulado es el más alto desde 1950, cuando comenzaron los registros nacionales. Han pasado 70 años y si bien cada período de déficit de lluvias es diferente, las que se registraron en 2019, fueron extremadamente bajas y se han comparado a los períodos más secos en la historia australiana como fueron la Sequía de la Federación y la Sequía del Milenio.

Imagen: Metro

 

2. Los incendios son muy comunes en Australia, hay una estación donde este tipo de incendios ocurre con mayor frecuencia?Desde comienzos de este año 2020 lo que ha sucedido fue impactante y mucho más de lo que alguien haya esperado. ¿Podemos concluir que es consecuencia del cambio climático?-

María: Para poder mantener saludables ciertos ecosistemas, el fuego cumple una importante función, sin embargo a causa del cambio climático, uso e influencia antropogénica del fuego, los incendios se han vuelto una amenaza para los bosques y la biodiversidad.

Debido al clima cálido, seco del verano australiano, se producen este tipo de fenómenos en estaciones de primavera- verano, que facilita la propagación de los incendios forestales, como ocurre también en otros lugares del mundo.
El IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) informó que a lo largo del siglo XXI se incrementará el contraste en las precipitaciones entre las regiones húmedas- secas, y entre las estaciones húmedas – secas. Esto hace que aumente la probabilidad de sequías e inundaciones a causa del calentamiento global provocando una influenciadirecta que altera la cantidad, la intensidad y la frecuencia de precipitaciones.
Hay una ley física establecida que es la relación Clausius- Clapeyron que determina que la capacidad de retención de agua de la atmósfera se incrementa en un 7% por cada 1°C de aumento en la temperatura.Se cree que para fines del siglo XXI, la temperatura global sea superior en 1,5°C con respecto a los niveles preindustriales, y representa una amenaza para la biodiversidad, la seguridad alimentaria y salud humana.

En los últimos 3 años se han presentado períodos de grandes sequías en las regiones australianas que favorecieron estos incendios, se ha visto desde noviembre de 2019 que por la escasez de precipitaciones, las altas temperaturas por consecuencia del calentamiento global, los daños han sido devastadores, y se han ocasionado con mayor frecuencia fuertes vientos que arrastró el humo a otras ciudades fuera de los focos de incendios.

Los expertos sostienen que el cambio climático, ha empeorado el alcance y el impacto de los desastres naturales como ocurre con los incendios. Lo que ha sucedido en Australia se debe a las altas olas de calor, que dificultó el acceso para controlar los incendios, sumado a que son zonas de difícil acceso.

La temperatura de la tierra es el resultado de un equilibrio entre la energía que recibe del sol (radiación solar) y la energía que libera al espacio exterior. Parte de esa energía es absorbida en la superficie terrestre es devuelta a la atmósfera y al espacio en forma de energía térmica. Sin dudas que la acción del hombre influye directamente sobre las concentraciones de algunos GEI (gases de efecto invernadero), como el dióxido de carbono.

Tener una respuesta concreta sobre por qué sucedió y a qué se le atribuye estos incendios resulta muy compleja, se puede decir que se necesitarían análisis profundos que seguramente serán resultados de estudios científicos posteriores.Sin embargo podemos inferir que existe una variabilidad natural debido al dipolo índico(proveniente del océano índico), también llamado “El Niño indio”, es un fenómeno en donde se presentan anomalías en las temperaturas de la superficie del mar (más tibia o más fría) y ocasionan fluctuaciones en los patrones de variabilidad eimpactan en diferentes zonas tanto tropicales como extratropicales del planeta.

En los últimos 3 años Australia tuvo una componente que es natural combinado a la escasez de precipitaciones lo cual generó períodos de grandes sequías. Lo que sucede es que lo antes era “natural” hoy ya no lo es, debido al calentamiento de la temperatura del planeta que hacen cada vez más frecuentes estos fenómenos. Lo que sucede es que como consecuencia del cambio climático hay un déficit de precipitaciones en temporadas de primavera -verano, y esto es clave porque es aquí donde los incendios comienzan.

Cuando hablamos de las consecuencias del incendio, son aproximadamente 600,000 hectáreas (6,000 km2) las que ardieron en llamas, esto es cuatro veces el tamaño de Londres. Los más de 150 incendios forestales en Nueva Gales de Sur han destruido cerca de 1,000 hogares y la situación es igual de peligrosa más al sur, en el estado de Victoria. La temperatura ha aumentado y han sido extremas, ocasionó la muerte de 28 personas, miles de animales muertos incluyendo unos 25,000 koalas. Según Chris Dickman, experto en biodiversidad australiana, Universidad de Sidney, probablemente 800 millones de mamíferos, reptiles y aves han resultado directamente afectados por los incendios.Además de las pérdidas materiales los incendios han generado más de la mitad de las emisiones de dióxido de carbono que este país produce durante un año.

Imagen: Reuters

3- Ya podemos ver que el humo del incendio ha entrado a Argentina y Chile. ¿Cómo el humo ha afectado a estos países y cómo los gobiernos de ambos países están preparados para enfrentar esta crisis?

María: Así es, en los primeros días de Enero el humo australiano producto de los graves incendios llegaron al continente sudamericano, Argentina y Chile fueron los afectados por la calidad del aire. La NASA observó a través de sus satélites e informó que este humo no sólo ocasionó daños locales en Australia sino globales porque “dará la vuelta al mundo”.

Así mismo, según la NASA el humo y las cenizas de estos incendios en Australia han provocado tormentas eléctricas originadas por el fuego, que hacen que el humo se eleve más de 16 kilómetros hacia la estratosfera, y una vez allí puede viajar miles de kilómetros, lo cual afecta a las condiciones en la atmósfera de todo el mundo.

Esto afirma que todas las regiones del mundo presentan algún grado de vulnerabilidad ya que el cambio climático no tiene fronteras, por ello deben considerarse las externalidades negativas que presenta para otros Estados, presentándose así el cambio climático como un problema transfronterizo donde la Política Exterior de los Estados es la que debe dar respuesta,el caso de lo que ha ocurrido en Australia y en otros países con los incendios debe ser tenido en cuenta y ser prioridad en las agendas domésticas. Si bien muchas veces responden a fenómenos naturales, el cambio del clima, denominado calentamiento global, ha avanzado rápidamente a los largo de los años, particularmente desde la II Guerra Mundial hasta la actualidad. Hoy en día la preocupación por el ambiente es una cuestión pública, política e institucional. Tanto Argentina como Chile tienen políticas ambientales algunas más o menos ambiciosas y ambos han ratificado el Acuerdo de París. Considero que es relevante abordar el cambio climático desde una mirada desde la Política Exteriorde los Estados en el marco del Acuerdo de París donde los gobiernos deben plantear qué políticas climáticas estratégicas a largo plazo requieren la necesidad y urgencia para la aplicación de políticas públicas que protejan al planeta y a las generaciones futuras.

Imagen: AP

4- ¿Cuál fue la reaccióndel gobierno australiano con respecto a los incendiosocurridos ? ¿cuál es su opinión personal sobre este tema?

María: Ante la situación de emergencia como consecuencia de los incendios, el Ministerio de Ambiente del Departamento de Medio Ambiente y Energía se pronunció en las redes sociales para llevar tranquilidad a la población. Del mismo modo el Primer Ministro de Australia, Scott Morrison, perteneciente al Partido Liberal, aceptó que existe una relación entre los incendios y el cambio climático. Y esto es cierto, ya que como consecuencia del calentamiento global , las sequías son mayores y causan temporadas de incendios más prolongadas.
Sin embargo, se pusieron a prueba todos los intereses económicos y políticos que se imponen a los estudios científicos que predecían el desastre sobre los efectos del cambio climático. Australia produce una de las emisiones de dióxido de carbono más altas del mundo, para generar electricidad utiliza el carbón en un 70%, además debería apostar a políticas ambientales para utilizar en mayor medida energías renovables como la solar o eólica.

Los partidos políticos liberales y conservadores adoptaron políticas ambientales pero siempre priorizando la industria del carbón.Durante la década de los años 80 y 90 los partidos políticos australianos comenzaron a plantear la necesidad de actuar y elaborar políticas ambientales contra el cambio climático, pero esto cambió cuando junto con Estados Unidos fueron los únicos Estados que no ratificaron el Protocolo de Kyoto. Actualmente Australia en 2015 adoptó el Acuerdo de París, aunque en 2018 durante las elecciones y el triunfo del Partido Conservador, se alineó a los países que deseaban retirarse del Acuerdo como Estados Unidos o Brasil.

En Australia la mayoría de la población está a favor de que existan políticas ambientales y exigen que éstas sean a largo plazo. Así es como se realizaron algunas manifestaciones en Sydney contra el cambio climático y lo que está sucediendo con los megaincendios.

El cambio climático es real aunque algunos insisten en lo contrario. Los científicos han proporcionado valiosa información para que quienes tienen el deber de tomar decisiones puedan hacerlo, comprender cómo y por qué está cambiando el clima, evaluar cómo las personas influencian el clima y apoyar la formulación de políticas climáticas.
Así mismo existe un consenso científico general en el cual se establece que: 1- el calentamiento del sistema climático es un hecho, y 2- que es evidente la influencia humana en el sistema climático.
El cambio climático no debe tener partidos políticos o lobbies que estén jugando fichas de ajedrez, porque lo que realmente importa es el planeta, nuestra vida en él y las generaciones futuras. Se necesitan fuertes compromisos ante los Acuerdos Internacionales, políticas climáticas a largo plazo tanto para la adaptación como mitigación y la cooperación internacional. Todo lo demás donde existen intereses económicos, políticos y grupos de presión sólo aceleran la destrucción de nuestro planeta.

Lo que sucede hoy en Australia es lo que nos espera en un futuro no muy lejano para todo el mundo si continuamos con un escepticismo acerca del cambio climático. Las amenazas no son profecías o leyendas existen y los peligros cada vez serán mayores.

 

La entrevista ha realizado por Abhinav Kaushal. 

The Kootneeti Español

La única plataforma de la India sobre relaciones internacionales y diplomacia en español.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *