España entre Nacionalismo y Separatismo: Desafíos para el Nuevo Gobierno

Pro protestas catalanas/AP

El 7 de enero, Pedro Sánchez ganó la investidura en el Congreso de los Diputados y se convirtió en el Presidente del Gobierno. Sánchez ganó esta investidura por mayoría simple en la que se emitieron 167 votos a favor y 165 votos en contra del gobierno. La coalición gobernante está compuesta por el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), Unidas Podemos, PNV (Partido Nacionalista Vasco) y algunos otros partidos de izquierda. Este también es un margen de victoria muy estrecho. El Congreso de los Diputados tiene 350 escaños. Se requieren 176 asientos para la mayoría absoluta. La falta de números adecuados había causado un retraso en la formación del gobierno durante casi dos meses. Ningún partido o coalición tenía números para la mayoría. Al final, la victoria en la investidura fue posible cuando dos partidos, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Euskal Herria Bildu (EH Bildu) acordaron abstenerse de votar. Estos dos partidos tienen colectivamente 18 escaños en el parlamento. Debido a su abstención, el número total de escaños se redujo a 332. Entonces, la mayoría se convirtió en 167. Sánchez ganó exactamente 167 escaños para su gobierno.

Pedro Sánchez/El Pais

La formación del nuevo gobierno en España debe considerarse desde el punto de vista de la inestabilidad política, las tendencias separatistas, las ganancias del Partido Popular (PP) y Vox y el camino a seguir para este gobierno actual.

Inestabilidad política

El gobierno actual se forma después de un largo período de inestabilidad que España ha presenciado desde 2015. Esto es evidente por el hecho de que las elecciones celebradas el 10 de noviembre fueron la cuarta en los últimos cuatro años. Dos de esas elecciones se celebraron en 2019. Proporcionar un gobierno estable de aquí en adelante es un desafío para Sánchez. La investidura que ganó Sánchez también tuvo que realizarse en dos rondas. En la primera ronda celebrada el 5 de enero, Sánchez no pudo obtener votos mayoritarios. Solo después de la segunda investidura Sánchez pudo probar la mayoría.

España ha tenido una historia de gobiernos minoritarios pero no gobiernos de coalición. El gobierno actual es el primer gobierno de coalición formado después de más de 80 años. La última vez que se formó un gobierno de coalición durante la Segunda República desde 1931 hasta 1939. España atraviesa una fase en la que los principales partidos nacionales, el PSOE y el PP, aún no han aceptado plenamente el auge de otros partidos más pequeños en el panorama político. Es por esta razón que tuvieron que llevarse a cabo muchas negociaciones y discusiones para formar un gobierno de coalición. Es importante que el público y los partidos políticos de España acepten la diversidad en la política española. Alternativamente, los principales partidos políticos también deben introspectar la razón detrás del surgimiento de los partidos más pequeños. De esta manera, los principales partidos nacionales pueden adaptarse al cambiante escenario político.

Tendencias separatistas

La abstención de dos partes, ERC y EH Bildu, ha sido un factor importante en la investidura de Sánchez. En particular, las largas discusiones y negociaciones entre el PSOE y el ERC han sido responsables en gran medida del retraso en la formación del nuevo gobierno. Las negociaciones con ERC han sido un tema delicado a la luz de la Corte Suprema de España que condenó al líder de ERC Oriol Junqueras a 13 años de prisión el 14 de octubre de 2019 por el referéndum de independencia de 2017. Sin embargo, el 19 de diciembre de 2019, el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas sostuvo que Oriol Junqueras debe obtener inmunidad ya que es un miembro electo del Parlamento Europeo. Desde la sentencia de la Corte Suprema del 14 de octubre, ha habido disturbios en toda Cataluña. Uno de los componentes del pacto entre el PSOE y el ERC es la condición de establecer una comisión permanente para estudiar el futuro político de Cataluña. La estabilidad en Cataluña es esencial para la estabilidad política y económica general en España. La solución del problema catalán es un gran desafío para Sánchez.

Las ganancias realizadas por PP y Vox

Los partidos de derecha, el Partido Popular (PP) y Vox han logrado claros avances en esta elección en comparación con las elecciones anteriores. El PP ganó 88 escaños en las elecciones del 10 de noviembre frente a los 66 escaños que había ganado en las elecciones del 28 de abril. En el caso de Vox, ganó 52 escaños frente a 24 escaños en las elecciones anteriores. Es evidente que los partidos de derecha están ganando terreno rápidamente en España. Podría considerarse como un impacto de un aumento general de la política de derecha en todo el mundo, como también en algunos países de Europa.

Protestas nacionalistas españolas/El Pais

El camino a seguir para el gobierno actual

El gobierno actual tiene una mayoría marginal sobre la oposición. Los resultados electorales indican claramente la dirección que está tomando la política española. Aunque ningún partido ganó una mayoría absoluta, está claro que la política de España se ha desplazado hacia la derecha en estas elecciones. El PSOE gobernante ganó 120 escaños en las elecciones del 10 de noviembre frente a los 123 escaños que ganó en abril. Implica una pérdida de 3 asientos. Por otro lado, como se mencionó anteriormente, PP y Vox lograron ganancias masivas en estas elecciones. El PP ganó 22 escaños más que en las elecciones anteriores, mientras que Vox ganó 28 escaños más que su conteo de elecciones anteriores. Tanto PP como Vox son partidos de derecha. Es interesante notar que Ciudadanos, que ganó 57 escaños en abril, podría ganar solo 10 escaños en noviembre. Ciudadanos es un partido de derecha pero se proyecta más como un centro, sin inclinarse hacia la derecha ni hacia la izquierda. La aritmética muestra claramente que la pérdida de Ciudadanos ha sido la ganancia de PP y Vox desde la diferencia de escaños del PSOE con respecto a elecciones anteriores y esta elección es insignificante.

El lema de la campaña para el PSOE en estas elecciones fue “Ahora Gobierno, Ahora España”. El lema se consideraba como un PSOE atractivo para los sentimientos nacionalistas del público. También estaba destinado a competir con el PP y el Vox. Si bien PP y Vox se han fortalecido sobre la base del nacionalismo y el antisecesionismo, Sánchez tiene su tarea cortada. Por un lado, debe contener a los partidos de derecha y, por otro lado, debe asegurarse de que el separatismo no desestabilice a España en los próximos días.

 

Las opiniones ha expresado en este articulo, son de los escritor y no reflejan las del The Kootneeti.

Niranjan Marjani

Niranjan Marjani es el Editor Consultor de The Kootneeti Español. Máster en Ciencias Políticas (IGNOU, Nueva Delhi, India) y Diploma en Periodismo (Universidad de Pune, India). Especializado en Relaciones Internacionales, Geopolítica, Seguridad Marítima. Habla Inglés, Español, Hindi, Marathi y Gujarati. Puede contactarle: niranjanmarjani@gmail.com Sigueme en Twitter - @NiranjanMarjani

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *