El futuro del Sáhara Occidental es cada vez más incierto ante el nuevo orden mundial: El Bachir Ahmed

Mapa de Sáhara Occidental-Marruecos-Argelia (Imagen - www.bbc.com)

El 19 de marzo, España reconoció el reclamo de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Esta región fue colonizada por España hasta 1975. Desde entonces busca la independencia mientras Marruecos reclama el Sáhara Occidental como parte de su propio territorio. Para saber más sobre este tema desde la perspectiva del Sáhara Occidental, el editor consultor de The Kootneeti Español, Niranjan Marjani, habló con el Sr. El Bachir Ahmed (nombre cambiado), un investigador del Sáhara Occidental.

Niranjan Marjani: ¿Podría hablarnos sobre los antecedentes del Sáhara Occidental? ¿Cómo se colonizó la región y cuál es la situación tras la retirada de España en 1975? ¿Cuáles son las razones detrás de la demanda de independencia del Sáhara Occidental?

El Bachir Ahmed: El Sáhara Occidental se encuentra al oeste del Magreb y comparte frontera con: Marruecos al norte; al noreste Argelia con la que comparte una corta frontera; y finalmente Mauritania en el este, y en todo el sur, mientras que toda su frontera occidental da al Atlántico. Su superficie es de unos 266.000 km².

En el momento de su ocupación por España en 1884, el territorio del Sáhara Occidental estaba esencialmente ocupado por tribus guerreras, morabitas y tributarias, organizadas e independientes entre sí. Mientras tanto, las diversas expediciones marroquíes a este territorio no condujeron a una sumisión efectiva de las poblaciones indígenas a los sultanes de Marruecos. En esta óptica, en 1767, la firma del Tratado de Marrakech entre el sultán marroquí Muhammad bin Abdullah y el rey español Carlos III, en el que el sultán marroquí reconoce que no tiene soberanía tras Wadi Noun en referencia al Sáhara Occidental desde el río de Oued Noun en realidad al sur de la ciudad marroquí de Guelmim.

La actual sociedad del Sáhara Occidental está formada por la fusión de las dos etnias árabes y bereberes, con una pupila negra del África subsahariana que constituye la base de la sociedad del Sáhara Occidental. Tienes que saber que Mauritania comparte con la gente del Sáhara Occidental la misma cultura de “Baydan” (los blancos) y el mismo dialecto Hassaniya.

De conformidad con el Acta de Berlín, el gobierno español anunció su protectorado sobre Río de Oro y la región adyacente. Así, en 1887, la región quedó bajo la autoridad del Gobernador General de Canarias. Es en esta perspectiva que España continuó colonizando el Sáhara Occidental. Pero la ocupación española del Sáhara Occidental se hizo efectiva a ojos de otras grandes potencias coloniales europeas a partir de los siguientes acuerdos: los acuerdos de 27 de junio de 1900, el acuerdo de 3 de octubre de 1904 y el acuerdo de 12 de noviembre de 1912, en los que Francia reconocía a los españoles derechos sobre Río de Oro, Saquia El Hamra y los terrenos comprendidos entre los 27°40 de latitud Norte y el curso de Oued Draa.

En 1950, el general Franco hizo su primera visita al Sáhara Occidental para demostrar la vitalidad del Sáhara Occidental para su régimen, para convencer al mundo occidental de que el Sáhara Occidental podría tener una importancia estratégica en la lucha occidental contra el comunismo.

Con el reclamo marroquí sobre el Sáhara Occidental después de su independencia en 1956, España declaró el Sáhara Occidental como la provincia número 53 de España. A raíz de esta política, numerosos indígenas saharauis se establecieron en el consejo provincial. España instaló la nueva Djemma, conocida como Asamblea de los Saharauis, que representaba a todas las tribus del Sáhara Occidental. La ciudadanía española se concedió a todos los nativos.

Mapa de Sáhara Occidental-Marruecos-Argelia (Imagen – www.bbc.com)

En este contexto, España construyó una fuerte cooperación entre Francia y Marruecos que se materializó en 1958 con la operación denominada Ecouvillon para acabar con la resistencia de las tribus del Sáhara Occidental. Y a partir de este momento podemos decir que el Sáhara Occidental quedó totalmente bajo el dominio de España.

La explotación activa de fosfatos a principios de 1960, para participar en el desarrollo de la región y estimular el crecimiento de la economía española, fue testigo de un gran flujo de inmigrantes de España al Sáhara Occidental.

Indiscutiblemente, el conflicto del Sáhara Occidental surgió como un legado del colonialismo. Este territorio fue calificado como territorio no autónomo por las Naciones Unidas en 1963 cuando el Sáhara Occidental aún era colonia española.

De hecho, desde 1965, las Naciones Unidas han estado haciendo esfuerzos para poner fin a la descolonización del Sáhara Occidental, en la forma de respetar el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a disponer de ellos, comúnmente a través de un referéndum libre donde pueden elegir su destino.

Sin embargo, ni España, que ocupó el Sáhara Occidental de 1884 a 1976, ni Marruecos en la actualidad han respetado el derecho internacional de la descolonización. Esta es la razón de la descolonización inacabada en el Sáhara Occidental.

El pueblo saharaui es el pueblo nómada. No creen en la frontera. Estas personas han sido utilizadas por Marruecos para luchar contra el dominio colonial francés en Marruecos y en Mauritania utilizando el concepto de Jihad en la religión musulmana contra los cristianos.

Así, el pueblo saharaui se sintió amenazado por primera vez en su existencia, cuando las autoridades españolas, francesas y marroquíes acordaron discretamente llevar a cabo ataques mortales contra la población saharaui durante el año de 1958, comúnmente llamado operación de hisopos.

Este chantaje político quedó sellado entre Marruecos y España mediante un acuerdo en el que España cedía a Marruecos una parte de la región de Tarfaya, en el Sáhara Occidental. Cuando España entregó la ciudad de Tarfaya a Marruecos en 1959, los saharauis se sintieron heridos en esta nueva ecuación geopolítica.

La otra causa importante fue la independencia de Mauritania en 1962, en el flanco sur del Sáhara Occidental, un territorio que comparte la misma cultura, el mismo dialecto y lazos tribales. Estamos desde entonces asistiendo al nacimiento del nacionalismo saharaui, al formar un movimiento para salvar la identidad saharaui de las cenizas del olvido. Estas son las principales razones detrás de la resistencia saharaui para su independencia hasta el día de hoy.

NM: ¿Cómo analizaría que España reconozca la reivindicación de Marruecos sobre el Sáhara Occidental? ¿Cuáles son según usted los factores que están detrás de este paso por España?

EBA: La decisión de Madrid de apoyar las posiciones de Rabat en el Sáhara Occidental parece estar motivada más por su deseo de restablecer los lazos con Marruecos, que de ayudar a avanzar en la paz, cambiando una cosa por otra.

Cabe señalar que otros países europeos, como Francia, han descrito durante mucho tiempo el plan como “una base seria y creíble para las discusiones”. Y en un esfuerzo por reparar sus propios lazos tensos con Rabat, Berlín también se dirigió en esta dirección en diciembre pasado, calificándolo como una “contribución importante”. Pero al promover el plan de Marruecos como la base “más seria, creíble y realista” para resolver el conflicto del Sáhara Occidental, España se convierte en la más acérrima defensora de las posiciones marroquíes en Europa.

La decisión del Gobierno español de modificar su posición histórica en relación con el Sáhara Occidental ha generado rechazo en múltiples sectores de la población española y de la arcada parlamentaria.

Cabe señalar que España es, a ojos de Naciones Unidas, la potencia administradora del Sáhara Occidental y que, en consecuencia, tiene la obligación jurídica y política de adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la efectiva autodeterminación de el pueblo saharaui.

Sin olvidar, que el plan de autonomía marroquí está viciado de un defecto formal sin entrar en la discusión de fondo que dista mucho de ser democrática.

De hecho, una parte del territorio está bajo ocupación marroquí y otra está controlada por la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), estado miembro de la Unión Africana. Por ello, este plan de autonomía es también imposible de aplicar en la parte no ocupada del territorio del Sáhara Occidental.

Es decir, estamos viviendo un momento en que el campo occidental se adquiere para Marruecos y no para la ley. Las nuevas relaciones de Marruecos con Israel desde el punto de vista de España parecen amenazar la estrategia española a nivel no solo del Sáhara Occidental, sino también de las dos ciudades españolas Ceuta y Melilla principalmente en materia de inmigración y seguridad. Esta es una de las razones por las que España ha cambiado de posición.

Fuente de la imagen: DW

Sumado a esto, la rivalidad argelino-marroquí en el norte de África donde España se adquiere más por Marruecos; porque sigue la política de la Unión Europea en materia de gas; y donde Argelia es un poderoso estado del gas que puede utilizar esta arma en circunstancias futuras.

Así España cree en la estrategia americana que quería hacer de España el principal transportista de petróleo y gas para la UE, y el hipotético gas de Nigeria a España es otra razón, donde Marruecos hará el papel de intermediario, sabiendo que ese gas debe pasar a través del Sáhara Occidental.

El otro factor en nuestra opinión es interno. Las dos ciudades Ceuta y Melilla están a favor del electorado de derecha. El presidente Sánchez quiere ganar escaños en estas dos ciudades en las próximas elecciones sin aliarse con otro partido político.

NM: A principios de 2020, EEUU había reconocido el reclamo de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, a cambio de que Marruecos estableciera relaciones diplomáticas con Israel. Fue una fase en la que varios países árabes cambiaron su postura hacia Israel. ¿Dónde se ve el Sáhara Occidental en la competencia geopolítica de la región de Medio Oriente y África del Norte?

EBA: El 10 de diciembre de 2020, el presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció formalmente que Israel y el Reino de Marruecos normalizarán sus relaciones bilaterales, siendo el cuarto país árabe en reconocer a Israel como resultado de los Acuerdos de Abraham.

Tan pronto como el presidente Donald Trump tuiteó el 10 de diciembre de 2020 que firmaba una “proclamación” reconociendo la ocupación ilegal marroquí del Sáhara Occidental, surgieron condenas dentro y fuera de Estados Unidos considerando la decisión del presidente saliente contraria al derecho internacional.

Cabe señalar que en 2004, Robert B. Zoellick declaró que el acuerdo de libre comercio existente entre los Estados Unidos y Marruecos no se aplicaba al Sáhara Occidental.

Pero Marruecos quiere diluir la cuestión del Sáhara Occidental en los problemas de Oriente Medio, para aprovecharse de los países monárquicos del Golfo, e invertir en la animosidad argelino-israelí y la animosidad árabe argelina. En primer lugar, aislar a Argelia ayudando principalmente al pueblo saharaui con Sudáfrica y, en segundo lugar, bloquear el proceso de descolonización en el Sáhara Occidental utilizando el lobby de los países árabes e Israel. Es un nuevo enfoque geopolítico con la intervención de diferentes actores.

Fuente de la imagen: Getty

NM: ¿Podría hablarnos sobre el Frente Polisario y su papel?

EBA: El Frente Polisario es sucesor del Movimiento de Liberación del Sáhara que existió en la década de 1960, bajo el impulso de Mohammed Bassiri, y cuyo levantamiento fue aplastado por las tropas franquistas.

Rechazando la ocupación marroquí y mauritana, el Frente Polisario inició inmediatamente la lucha. En febrero de 1976 proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), un estado no reconocido internacionalmente pero reconocido por alrededor de 84 países principalmente de África y América Latina, que reclamaban la soberanía del territorio. Decenas de miles de saharauis, que huían de los bombardeos marroquíes, se refugiaron en campamentos instalados alrededor de Tinduf, en el suroeste de Argelia.

De hecho, a principios de la década de 1970 se verían marcados cambios en la región. Los vecinos inmediatos del Sáhara Occidental acabaron formando un frente común, tras la solución por parte de Marruecos de su diferendo fronterizo con Argelia, así como su reconocimiento de la soberanía de Mauritania.

Este bloque decidió presionar a España, mientras que, por otro lado, Naciones Unidas pedía cada vez más a España que organizara un referéndum de autodeterminación para el pueblo del Sáhara Occidental.

El Frente de Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro (Frente Polisario), nació el 10 de mayo de 1973 y fue apoyado por Argelia. El 20 de mayo del mismo año, el frente Polisario atacó la comisaría española de El Khanga y, animado por este gesto, abrió las hostilidades frente a la ocupación y por orgullo nacional.

NM: ¿Cuál es exactamente la naturaleza de la participación de Argelia en el Sáhara Occidental?

EBA: Primero debe saber que Argelia fue objeto de una guerra sorpresa por parte de Marruecos en 1963, a saber, la Guerra de las Arenas, cuando Argelia había obtenido recientemente la independencia. Para Marruecos, varias regiones del oeste de Argelia, Mauritania y el Sáhara Occidental son marroquíes hasta las fronteras de Senegal, una parte del “gran Marruecos”.

En 1969 se firmó el Tratado de Ifrane para dirimir las disputas fronterizas entre Argelia y Marruecos para borrar los estigmas de la Guerra de las Arenas de 1963 y las escaramuzas que la habían precedido.

Unos años más tarde, el 15 de junio de 1972, un acuerdo bilateral ratificó la línea fronteriza entre los dos países. Mediante este texto, Argel y Rabat se comprometieron a respetar las fronteras heredadas de la época colonial, retomando éste como uno de los principios fundacionales de la Organización para la Unidad Africana (OUA, hoy convertida en Unión Africana) denominándolo como la intangibilidad de las fronteras heredadas del período colonial. Pero Marruecos no lo reconoce hasta hoy en su constitución. Esta situación es peligrosa para la estabilidad y el futuro del Magreb.

Aparte de la cuestión de los territorios, también está la cuestión de la geopolítica. Los dos regímenes tienen alianzas diferentes, y Argelia ve en Marruecos un estado imperialista y colonial.

Que los argelinos quieran una salida al Atlántico también podría ser una de las causas, sin olvidar la doctrina argelina de que su política exterior respeta el derecho internacional de la descolonización, ya que Argelia es el resultado de una guerra asesina de descolonización.

Fuente de la imagen: Libyan Express

NM: ¿Cuál sería el estado de las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental? La Resolución 690 del Consejo de Seguridad estableció la MINURSO en 1991. Además, en 2016, el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 2285 e instó a Marruecos y al Frente Polisario a llevar a cabo negociaciones más intensas y sustantivas. En 2021, la ONU adoptó la Resolución 2602 y extendió el mandato de MINURSO hasta el 31 de octubre de 2022.

EBA: Fue en 1984 cuando Marruecos se retiró de la Organización de la Unidad Africana (OUA) para protestar contra la admisión de la RASD en esta organización. En diciembre de 1985, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 40/50 sobre el Sáhara, invitando al entonces Presidente de la OUA y al Secretario General de las Naciones Unidas a trabajar con miras a llevar a las partes a negociar lo antes posible. Esto fue de conformidad con la resolución de la ONU (citada anteriormente) y para crear las condiciones para un alto el fuego y elaborar las modalidades para organizar un referéndum en el Sáhara Occidental.

En abril de 1991, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó la resolución 690 (1991) aprobando la constitución bajo la autoridad de la Misión de las Naciones Unidas para la Organización de un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Este consta de tres componentes: Unidad Civil, Unidad de Seguridad y Unidad Militar.

Hasta el momento, sólo se ha seguido favorablemente el acuerdo de cese al fuego para el arreglo de la paz. El bloqueo de la segunda parte llevó a Naciones Unidas a hacer nuevas propuestas: en 2001 y 2002.

En el origen de este bloqueo está la cuestión de los votantes: las personas con derecho a voto. De hecho, Marruecos quiere a toda costa que los votantes habilitados estén a su favor. Para eso ha hecho todo lo posible por bloquear el proceso del referéndum, para que no pase por las urnas como opción democrática.

Esta situación juega a favor de Marruecos y que provocó el bloqueo del plan de paz de la ONU ayudado en esto por EEUU y Francia, ambos miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Naciones Unidas comenzó a explorar otras vías denominadas “tercera vía” o acuerdo marco, que otorga una mayor autonomía al Sáhara Occidental mientras lo vincula a Marruecos durante cinco años, tras los cuales se organizará un referéndum en el territorio.

Por las resoluciones 2285 de 2016 y la 2602 de 2021, la ONU parece estar a favor de una solución que privilegia a Marruecos más que a los saharauis al afirmar que las dos partes deben negociar una propuesta política justa y mutuamente aceptable algo que no se puede lograr, sin la voluntad política real del Consejo de Seguridad. Por lo tanto, esta situación fomenta un estancamiento continuo.

Fuente de la imagen: The Diplomat

NM: ¿Cuáles son las perspectivas de futuro para el Sáhara Occidental?

EBA: El apoyo de España al plan de autonomía de Marruecos de 2007 para salir de la crisis en la que Madrid y Rabat están inmersos desde hace meses supone una “grave violación del Derecho Internacional”.

El futuro del Sáhara Occidental es cada vez más incierto ante el nuevo orden mundial. Después de la guerra en Ucrania, las cosas parecen estar cambiando. Marruecos pudo balcanizar la situación política al aliarse con Israel (lo que representa un poderoso cabildeo político entre los tomadores de decisiones políticas de los EE. UU.) y, al mismo tiempo, Israel será un aliado militar en el terreno. Por no hablar de que las empresas israelíes persistirán en cosechar el fruto de las relaciones de Marruecos con Israel para explorar y explotar la enorme riqueza que esconde el territorio del Sáhara Occidental. Se compone de materiales preciosos como el fosfato, el hierro, el oro, así como el pescado o la agricultura y otros materiales escasos, etc.

El objetivo principal es perpetuar el conflicto, o forzar al pueblo saharaui a aceptar el hecho consumado. Esta situación conducirá necesariamente a una guerra en el norte de África. Hay que saber que, en la actualidad, hay una guerra entre el Frente Polisario y las fuerzas militares marroquíes, pero su intensidad es baja, justo en el muro de arena, que separa el territorio del Sáhara Occidental en dos partes, una bajo control marroquí (80%) y otra parte bajo control del Polisario (20%).

De hecho, una probable guerra entre Argelia y Marruecos conducirá a alianzas con varios estados y conducirá a la globalización del conflicto. El principal objetivo de Marruecos, Francia y España es cambiar la naturaleza de la cuestión del Sáhara Occidental, de un conflicto de descolonización y derechos, a un conflicto de guerra geopolítica entre las grandes potencias (donde el territorio saharaui es un campo de batalla).

Hoy en día, las relaciones internacionales están impulsadas por acciones políticas más que por la adhesión de los estados a los principios del derecho internacional. Por lo tanto, el derecho internacional seguirá siendo burlado en el Sáhara Occidental, porque las cuestiones de descolonización y autodeterminación de los pueblos están más en consonancia con el tiempo histórico que con la actualidad europea o con cálculos geoestratégicos específicos.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.