La geopolítica mediterránea presenta un desafío en dos frentes para España

La geopolítica de la región mediterránea se está calentando incluso cuando se acerca el invierno en Europa. Las tensiones entre Argelia y Marruecos no muestran signos de calmarse. España, vecino inmediato de Marruecos al otro lado del mar Mediterráneo y una importante puerta de entrada de Marruecos a Europa está atrapada en este conflicto. La disputa Argelia-Marruecos plantea desafíos en dos frentes para España: suministro de energía y desafío estratégico.

La disputa Argelia-Marruecos

La crisis en el norte de África comenzó en agosto de este año cuando Argelia cortó sus relaciones diplomáticas con Marruecos. Citando las acciones hostiles de Marruecos como la razón, el ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, Ramdane Lamamra, dijo que su país está cortando los lazos con el vecino Marruecos. Si bien las relaciones entre los dos países de la región del Magreb nunca han sido estables, la acción reciente se produce en el contexto de los incendios forestales en Argelia. En agosto estalló un incendio forestal en Argelia que mató al menos a 90 personas, incluidos 30 soldados. Argelia ha calificado este desastre como una actividad terrorista originada en Marruecos.

Los dos vecinos se han acusado mutuamente desde hace mucho tiempo de apoyar a los movimientos separatistas en el país del otro. Argelia acusa a Marruecos de apoyar al Movimiento de Autodeterminación de Kabylie (MAK), un grupo que lucha por el gobierno autónomo en la provincia de Kabylie de Argelia. Marruecos, por su parte, acusa a Argelia de apoyar al Frente Polisario, un grupo que lucha por la independencia del Sáhara Occidental.

Mapa de Argelia-Marruecos-Sahara Occidental (Imagen – www.ecsaharaui.com)

El Sáhara Occidental ha sido un importante tema de disputa entre Argelia y Marruecos durante décadas. Marruecos reclama el Sahara Occidental como parte de su propio territorio, mientras que Argelia cuestiona estas afirmaciones. El interés de Argelia en el Sáhara Occidental está impulsado por la ventaja estratégica que ofrece. El Sáhara Occidental, ya sea independiente o bajo la influencia de Argelia, facilitaría a esta última el acceso al Océano Atlántico. En la actualidad, para llegar al Océano Atlántico, Argelia tiene que transitar por el Estrecho de Gibraltar muy cerca de Marruecos. El Sáhara Occidental permitiría a Argelia sortear Marruecos y obtener un acceso más fácil al Océano Atlántico.

Esta disputa tiene el potencial de afectar a toda la región del norte de África, así como a Europa. Pero, como se mencionó anteriormente, España es la más afectada por el prolongado conflicto Argelia-Marruecos.

Crisis de energía

Durante los últimos meses, España se enfrenta a una crisis energética. A medida que la economía del país busca recuperarse de la pandemia de COVID-19, un aumento en la demanda de energía no se satisface con un suministro suficiente. Como resultado, los precios de la electricidad se han disparado. Según el Instituto Nacional de Estadística de España, el coste de la electricidad se ha disparado un 44% este año en comparación con el año pasado.

Hay dos razones para la crisis energética de España. En primer lugar, por su ubicación geográfica, España tiene menos interconectividad que otros países europeos. Como resultado, España tiene un menor acceso a la red internacional.

Gasoducto Magreb Europa y Gasoducto Medgaz (Imagen – www.euronews.com)

En segundo lugar, la disputa Argelia-Marruecos también tiene un papel importante en la crisis energética de España. Desde el 1 de noviembre, Argelia ha interrumpido el suministro de gas a España a través del gasoducto que atraviesa Marruecos. Argelia suministra gas a España a través de dos gasoductos. Uno es el Gasoducto Magreb-Europa (GME) y el otro es Medgaz. El GME se extiende desde Argelia a través de un territorio de 540 km en Marruecos antes de llegar al sur de España y suministra alrededor de 6 mil millones de metros cúbicos de gas natural al año. Este gasoducto estaba operativo desde 1996 pero al expirar el contrato el 31 de octubre, Argelia y Marruecos decidieron no renovarlo por deterioro de los lazos bilaterales. El gasoducto Medgaz va directamente desde los campos de gas de Hassi R’mel en Argelia a Almería en el sur de España.

Con el cierre de GME, España se queda con dos opciones. Una es aumentar la capacidad del Medgaz y la otra opción es importar gas natural por vía marítima desde Estados Unidos o desde Argelia. Aunque Argelia se ha comprometido a aumentar la capacidad del gasoducto Medgaz de 8 mil millones de metros cúbicos a 10 mil millones de metros cúbicos, España aún necesitaría importar 4 mil millones de metros cúbicos de gas para cubrir el déficit creado debido al cierre de GME. Dado que España ya está siendo testigo de un aumento de los precios de la energía, es probable que la disputa Argelia-Marruecos se sume a los problemas de España en los próximos meses.

Desafío estratégico

Las recientes propuestas geopolíticas de Marruecos tienen el potencial de afectar los intereses estratégicos de España. España ha compartido relaciones incómodas con Marruecos. Los enclaves españoles de Ceuta y Melilla siguen siendo la manzana de la discordia entre los dos vecinos divididos por el Estrecho de Gibraltar en el Mar Mediterráneo. Las relaciones bilaterales también siguen siendo tensas debido a la afluencia de inmigrantes ilegales de Marruecos a España de vez en cuando. Marruecos acusa a España de apoyar al Frente Polisario, el grupo que lucha por la independencia del Sahara Occidental, que alguna vez fue territorio español. Marruecos respalda sus afirmaciones por el hecho de que España recibió al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, para recibir tratamiento médico en un hospital de Logroño en mayo de 2021.

Es probable que la brecha entre España y Marruecos aumente aún más debido a la creciente proximidad de este último a Israel. En 2020, Marruecos estableció relaciones diplomáticas con Israel convirtiéndose así en el cuarto país árabe en hacerlo en un año. Anteriormente, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Sudán habían establecido relaciones diplomáticas con Israel en 2020.

Además, para impulsar las relaciones bilaterales recientemente establecidas, el Ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, visitó Marruecos el 24 y 25 de noviembre. Israel también planea establecer una base militar en Marruecos cerca de Melilla. Una base militar cerca de Melilla es un desafío estratégico para España. Además, debido a la proximidad de Melilla a Argelia, esta base también sería un desafío para Argelia desde Marruecos.

Estos acontecimientos indican que es poco probable que la rivalidad geopolítica entre los vecinos del norte de África termine pronto y que se avecinan tiempos difíciles para España en los próximos meses.

Niranjan Marjani

Niranjan Marjani es el Editor Consultor de The Kootneeti Español. Máster en Ciencias Políticas (IGNOU, Nueva Delhi, India) y Diploma en Periodismo (Universidad de Pune, India). Especializado en Relaciones Internacionales, Geopolítica, Seguridad Marítima. Habla Inglés, Español, Hindi, Marathi y Gujarati. Puede contactarle: niranjanmarjani@gmail.com Sigueme en Twitter - @NiranjanMarjani

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.