Las relaciones Madrid-Cataluña necesitan una nueva normalidad después del fin del confinamiento

Images: Reuters

El confinamiento en España terminó el 21 de junio. A medida que España sale del confinamiento, las actividades políticas, sociales y económicas también están volviendo lentamente a la normalidad. La política entre los partidos gobernantes y opositores nunca se detuvo, incluso durante la crisis del coronavirus. Pero tras el fin del confinamiento, algunos problemas políticos que tuvieron que posponer podrían retomar. Uno de estos temas más importantes son las relaciones Madrid-Cataluña. Las disputas entre los dos habían continuado incluso durante el confinamiento. Pero se restringió a los poderes durante el periodo de confinamiento y a entrar en diferentes fases a medida que el confinamiento se levanta gradualmente.

La crisis COVID-19 presenta una oportunidad para establecer una nueva normalidad entre Madrid y Cataluña. Ambas entidades están en permanente estado de disputa entre sí. El COVID-19 ha presentado desafíos similares para ambos, para España como país y para Cataluña como Comunidad Autónoma. Es importante considerar cuáles son los desafíos comunes o similares y cómo estos desafíos podrían ser una oportunidad para una mayor cooperación entre Madrid y Cataluña.

A partir de ahora, España es el sexto país más afectado del mundo debido al coronavirus. En Europa, es el cuarto país más afectado detrás del Reino Unido, Italia y Francia. En España, Madrid y Cataluña son las regiones más afectadas. Madrid ha registrado más de 8600 muertes, mientras que Cataluña ha registrado más de 5500 muertes.

Imagen: TRT World

El COVID-19 es un desafío común para ambos. Pero junto con esto, hay desafíos políticos y económicos que son mayores. Esto se debe a que estos desafíos han estado presentes incluso antes del estallido del COVID-19.

España ha experimentado inestabilidad política desde 2015 con cuatro elecciones celebradas en un período de cuatro años. Ningún partido puede ganar una mayoría absoluta en el parlamento para poder proporcionar un gobierno estable. El partido gobernante, en este caso el PSOE, tiene que depender de los partidos pequeños para formar un gobierno y para implementar cualquier decisión importante. Hasta ahora, España tenía seis extensiones de encierro. Cada vez que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, tenía que negociar con partidos más pequeños para obtener su apoyo para aprobar la extensión.

Del mismo modo, Cataluña también tiene un gobierno de coalición. A principios de este año, el presidente de Cataluña, Quim Torra, habló sobre convocar elecciones anticipadas en Cataluña. Sin embargo, ahora tendrá que reprogramar debido a la situación COVID-19.

Las consecuencias económicas de la situación de COVID-19 serán aún más graves que las consecuencias políticas. El desempleo será la mayor preocupación en el período posterior a COVID-19. Se espera que el desempleo en España sea de alrededor del 15% al 20% en este período. A finales de este año podría esperarse una mejora con una tasa de desempleo del 18%.

Cataluña también está experimentando un aumento del desempleo. Los datos mensuales muestran que Cataluña ha registrado un aumento máximo en el desempleo, incluso cuando comunidades como Andalucía están registrando una caída en la tasa de desempleo.

Images: David Ramos/Getty Images)

Se espera que el PIB de España caiga alrededor del 15% este año. Desde el punto de vista de la economía, Cataluña es la región más importante para España. Cataluña aporta alrededor del 20% al PIB de España. Se espera que el PIB de España mejore el próximo año. Pero para ese renacimiento de la economía de Cataluña jugará un papel importante. La dependencia de Madrid de Cataluña para la economía hace de este último un actor importante en la política de España también. La pérdida de Cataluña es directamente una pérdida para España.

La economía presenta una perspectiva única en las relaciones Madrid-Cataluña, al menos en el contexto actual. Es un desafío común individualmente para Madrid y Cataluña. Pero al mismo tiempo, la interdependencia hace necesario que ambos resuelvan este problema colectivamente.

Las diferencias entre Madrid y Cataluña están muy arraigadas. Las diferencias se extienden más allá de la economía. Pero la economía y la redistribución financiera es un problema importante. No se puede esperar que todas las disputas se resuelvan debido a la situación de COVID-19. Pero hay una oportunidad para que ambos aborden colectivamente los desafíos comunes. El aumento de las diferencias conduciría a una mayor inestabilidad política e incertidumbre económica. Entonces COVID-19 ha presentado una oportunidad a Madrid y Cataluña para traer una nueva normalidad en sus relaciones.

Niranjan Marjani

Niranjan Marjani es el Editor Consultor de The Kootneeti Español. Máster en Ciencias Políticas (IGNOU, Nueva Delhi, India) y Diploma en Periodismo (Universidad de Pune, India). Especializado en Relaciones Internacionales, Geopolítica, Seguridad Marítima. Habla Inglés, Español, Hindi, Marathi y Gujarati. Puede contactarle: niranjanmarjani@gmail.com Sigueme en Twitter - @NiranjanMarjani

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *