Desafíos y oportunidades como parte de la nueva normalidad en España

El 28 de abril, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, anunció un plan de reducción del confinamiento. España es uno de los países más afectados del mundo y está en confinamiento desde el 14 de marzo. El plan de desescalada se divide en cuatro fases y entró en vigencia el 4 de mayo. Se espera que cada fase dure unas dos semanas. Todo el plan es hasta finales de junio, después de lo cual se espera que España vuelva a lo que Sánchez llamó como la nueva normalidad.

La transición a esta nueva normalidad no es fácil ya que la crisis COVID-19 aún no ha terminado. Pero al mismo tiempo, es importante considerar qué oportunidades tiene España mientras enfrenta estos desafíos.

Un trabajador usa una mascarilla protectora mientras lava la Plaza Reial vacía, en medio de las preocupaciones por el brote de coronavirus, en Barcelona, ​​España. REUTERS / Nacho Doce

Desafíos

La economía es el mayor desafío para el mundo como resultado de esta crisis. Para España, los problemas económicos también se mantendrán durante un tiempo, incluso después de que termine la crisis. Se espera que el PIB de España caiga un 5,2% en el primer trimestre de este año. El Instituto Nacional de Estadística también informó una pérdida de 357.000 empleos a tiempo completo en este período. Además, las empresas tienen que lidiar con el problema de los empleados despedidos bajo ERTE. El pago de salarios proporcionales para ellos y la decisión de restablecerlos es una de las tareas importantes para las empresas. Esto causará tensión económica para las empresas, ya que las empresas no han estado operativas durante casi dos meses.

El problema del desempleo podría permanecer sin resolver durante unos meses, ya que al menos durante el período de desescalación, las organizaciones a las que se les permite operar deben operar con solo del 30% al 50% de la fuerza laboral y la capacidad, dependiendo de la naturaleza del trabajo.

Sánchez ha anunciado recientemente un fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros para las Comunidades Autónomas para hacer frente a los desafíos económicos. Sin embargo, todas estas son medidas a corto plazo. El renacimiento de la economía española necesitaría una reestructuración y medidas a largo plazo.

Los residentes español bajo el cierro de emergencia, se asoman la ventana para aplaudir los trabajadores sanitarios, vítores de ‘viva los medios’ llena los barrios de todo el país.

Oportunidades

España necesita utilizar esta nueva normalidad para abordar los desafíos que resultarían en beneficios a largo plazo. Si bien la economía es la mayor preocupación, España debería usar este desafío como una oportunidad para reformar la economía. Esto podría hacerse de dos maneras:

Diversificación con respecto a sectores

España necesita planificar la diversificación de su economía. El sector turístico y hotelero son los principales contribuyentes a la economía española. El turismo representa el 15% del PIB de España, que es un porcentaje muy alto. Sin embargo, es importante considerar el hecho de que la naturaleza de ambas industrias requiere una gran reunión de personas en un solo lugar. Una parte importante del turismo en España consiste en visitas a playas y museos. Es posible que estos lugares no estén completamente operativos por algún tiempo. Tomará tiempo atraer a un gran número de turistas a España inmediatamente después de que termine el confinamiento.

Del mismo modo, restaurantes, cafeterías, bares y restaurantes forman parte integral de la cultura española. La socialización es la esencia misma de la sociedad española. Pero nuevamente, esta tendencia necesitaría cambiar.

España debería planificar la diversificación de su economía centrándose en sectores distintos del turismo y la hostelería. En la última década, la participación del sector servicios ha aumentado en el PIB, mientras que la del sector manufacturero ha disminuido. España podría trabajar hacia la reactivación del sector manufacturero y también concentrarse en sectores como la tecnología de la información y los productos farmacéuticos. La mayor parte de la inversión extranjera directa en España proviene de países europeos. La clasificación de España para la facilidad de hacer negocios es 30, lo que se considera muy fácil. España podría utilizar esta posición para atraer inversiones desde fuera de Europa. Sería un factor importante para impulsar la economía.

Diversificación con respecto a las regiones

Al igual que los sectores, España también necesita concentrarse en el desarrollo económico equitativo de todas las comunidades autónomas. La mayoría de las empresas en España se encuentran en Madrid y Barcelona y sus alrededores. Si bien algunas empresas nuevas y pequeñas y medianas han surgido en otras ciudades, todavía hay margen para que las grandes empresas establezcan sus operaciones en ciudades distintas de Madrid y Barcelona.

Incluso en el caso del turismo, los principales destinos turísticos son Madrid, Cataluña, Valencia y Andalucía. Otras regiones también deben desarrollarse como destinos turísticos, ya que hay mucho alcance en esa área. Esto también conducirá a fortalecer las economías de las Comunidades Autónomas que no sean las mencionadas anteriormente.

La redistribución financiera ha sido un importante factor de disputa entre Madrid y Cataluña. Cataluña ha estado pidiendo más autonomía financiera y también ha expresado su descontento por la distribución de dinero generado por Cataluña a otras comunidades autónomas. La diversificación económica no solo daría lugar a una mejor distribución económica, sino que también podría abordar una preocupación importante de Cataluña. Podría ser un paso hacia la reducción de las tensiones entre Madrid y Cataluña.

Como consecuencia de esta crisis, ha habido una tendencia creciente de teletrabajo. Existe la probabilidad de que en el futuro las actividades máximas como trabajo, reuniones, socialización, etc. se realicen en línea. España debe estar lista para aceptar este cambio. Dado que la economía de España depende del turismo y la hospitalidad, España debe tomar medidas para que otros sectores como la Tecnología de la Información se expandan. Esto es importante para reducir la dependencia de los sectores que operan solo debido a la presencia física de las personas. También en tiempos de emergencia como esta, la economía no se vería afectada gravemente si otros sectores de la economía son fuertes.

Aunque España ha anunciado medidas de reducción del confinamiento, será un proceso largo. Sánchez habló sobre la nueva normalidad después de que el encierro termina gradualmente. La economía tomará tiempo para recuperarse. Pero, mientras tanto, España debe trabajar hacia reformas económicas para adaptarse a la nueva normalidad y beneficiarse a largo plazo.

Niranjan Marjani

Niranjan Marjani es el Editor Consultor de The Kootneeti Español. Máster en Ciencias Políticas (IGNOU, Nueva Delhi, India) y Diploma en Periodismo (Universidad de Pune, India). Especializado en Relaciones Internacionales, Geopolítica, Seguridad Marítima. Habla Inglés, Español, Hindi, Marathi y Gujarati. Puede contactarle: niranjanmarjani@gmail.com Sigueme en Twitter - @NiranjanMarjani

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *